"En los sueños me he sentido muchas veces llevado por un extraño instinto que me impulsó a escribir".
Goethe

"Gracias a lo que sabéis en este momento, sois un impulso para cualquiera en cualquier lugar y esto permite, a aquellos de la Família de la Luz, poder llegar a otros. Es un gran sueño"
Tierra.
Barbara Marciniak

sábado, 11 de agosto de 2012

Felicidad? dónde?




La felicidad, no está fuera, sino dentro...


La sociedad de nuestros días está confundida,
 mejor dicho,
se deja confundir por los mensajes
que pretenden hacernos creer los medios de comunicación:



Si compras esto serás más feliz,
adquirirás tal estado...
tal sensación...


Como si las sensaciones nos las proporcionaran las cosas materiales...
¡Dios mío!
y que haya gente que lo crea !!!


Así es!
y así piensan muchos/as,
teniendo esto o aquello seré más feliz,
y venga! a comprar cosas!...


Así es como se entra en el círculo vicioso
de desconexión de uno mismo y de confusión...


La felicidad es un estado interno,
es encontrar la paz en uno mismo,
es aceptarse tal y como se es,
es dejar que sucedan las cosas,
  los días y las noches...


Es aceptar las cosas tal y como vienen,
conformarse,
no etiquetar las cosas ni las personas...



ver de cerca las cosas

tal cual son...


nada más...

(Mari)

22 de Abril del 2007

4 comentarios:

Shanty dijo...

Por supuesto Mari, si no tenemos esa paz, no la encontraremos en ningún lado. El positivismo son nuestros lentes internos.

Precioso post.

Muchos abrazos.

Santi. dijo...

Me viene a la cabeza un famoso probervio de no recuerdo quién (así de famoso será)que dice:
No es más feliz quien más tiene, si no quien menos necesita.

Estamos en un mundo consumista, y aunque no necesitamos ni la mitad de las cosas que tenemos, necesitamos sentirnos realizados incorporando algo nuevo a nuestras vidas, aunque ello acabe en el olvido.
El ser humano es así...

Besos.

Mari dijo...

Muchas gracias de nuevo Shanty !!!!
en nuestro interior tenemos tantos tesoros...
me alegra que sigas por aquí.

Mari dijo...

Como siempre tan acertado Santi...

Besos.